Neubolizer

3:10:00 p. m. Edit This 1 Comment »
Postrada en la mecedora de la miseria con el espíritu jadeante, el criterio sofocado, el hígado cansado, la sonrisa manchada del recuerdo ambulante; estoy contando el humo que me sostiene aunque sea un minuto agobiante.

Estoy hastiada de que un paso en la tierra sea un paso al infierno y de no sentirme viva sino con el intento de una mascara infantil que me convierte esclava y servil de la adrenalina sin freno.

Mi respiración vaga y mutilada es una obra de arte de impresionismo asfixiante que para prometer compañía mejor promete nada.

El mundo se convierte en lazarillo, las noches en un agujero tenebroso aun así mal o bien sonrío y gozo con la soledad que me rodea.

Un suspiro esta prohibido y mi pecho es un silbido de agonía y enojo.