Receso

5:12:00 p. m. Edit This 0 Comments »
Debajo de esos hilos danzantes
Se explota la masa pensante
Se esconden los llantos constantes
Seducen los roces calmantes.

Respira el pulmón de la cordillera
Se queda en la calle la rubia cualquiera
Se muere el destino en la indecencia
Se muda el vecino por la transparencia.

Madre soy de todas las quejas
Cofre absoluto de todas sus penas
Amarga la leche que se mueve espesa
Nula la marcha que arriba la deja.

Sorda y esclava de la voz y el silencio
Loca y foras en la simple querella
Que el Dios te saque del mismo agujero
Que aplasta y deshace tu diminuta cabeza.

0 opiniones: