En la cabeza y en la sangre

3:30:00 p. m. Edit This 0 Comments »
Tengo una campana y una voz en mi memoria y en todos mis segundos, me desesperan me hacen llegar al clímax de mi paciencia y se borran todos las palabras de aliento y de sabiduría.

Incluso cuando no están no se van no desaparecen. Aquí en este rincón de gloria y en muchos mas se cuelan por debajo de la paz y aunque sea un instante logran apoderarse de mí. Solo un instante, un poderoso instante que a veces se convierten en días y semanas.

Antes me cansaba de cansarme, ahora me cansa descansar en un cielo lleno de demonios. Se hace aun peor cuando luego de conocer la gloria se vuelve a la desgracia de cargar la cruz eterna

0 opiniones: