La discusion de los hemisferios

8:58:00 p. m. Edit This 0 Comments »

El cerebro es un universo donde las estrellas todas son fugaces y los planetas todos están ocupados, sus dos hemisferios, frío y caliente, el que llora y el que piensa.

El cerebro, mi cerebro se abruma de pensamientos y sentimientos, trata de tener el alma calida y el cuerpo frío, como un difunto que se niega a morir. Todas las cosas que me recuerdan que respiro desean salir entonces no sale ninguna y me siento triste por que ella se fue, esta se va, y aquella vuelve en poco tiempo.

Todas las cosas importantes se enredan con las que no lo son y se vuelve un tremendo caos heredado de los ojos marrones y el rostro enojado. Tanto caos se resuelve con la clausura absoluta de mi razón lo que me hace reír, como siempre lo hago, sonreír mucho, y luego querer llorar para sentirme humana y las lagrimas se me quedan en la garganta esperando a que me rinda contra la vulnerabilidad del ser y dejarme ser.

Entonces los extraño a ese arrebato que siempre amare, a esa primavera que es tan eterna y preciosa, que es mi sostén, a ese recuerdo que no construí y no se si lo haré, a ese atardecer que se le escapo de las manos a la razón, el momento y la forma. Mucho los extraño al riesgo de sentirme sola entre veces y entre siempre.

Mi memoria se dedica a crear recuerdos que nunca han existido, y olvidar los que si. Les quito y les doy la razón a ellos, mis arrebatos. Mi ser se dedica a necesitar, a necesitarla, a necesitarlo, a necesitarme tanto que me hace sentir insignificante y a tener miedo de caer en la dependencia de querer y extrañar. De esperar esa costumbre que no se ha ido mas se desacostumbro.

El cerebro, mi cerebro, se la pasa preguntándose si me extrañaran como yo a ellos, si me necesitaran como yo a ellos, y esa es la discusión de los hemisferios.

0 opiniones: