Ansias de un recuerdo

10:16:00 p. m. Edit This 0 Comments »
La lluvia se escucha tan dulce. Y para los cuerpos ajenos es la caricia más tierna e inofensiva pero para mí que antes de verla charle sobre ella mirando como se asomaba en su cielo mientras yo me asomaba en mi ventana; siento sus gotas gruesas arropando mi memoria siempre débil borrando los recuerdos que aun no se han hecho, que aun son solo sueños y palabras.
El aire que trae consigo esta lluvia altanera y placentera es frío, al fin es frío, tan frío como se sintió mi hígado la otra noche que en un oasis de demencia pensé en apartarme de ´´ el problema ´´ que al mismo tiempo se ha convertido en mi única solución, tan frío como pensé que era mi alma y mi sangre antes de querer antes de juzgar sin conocer los sentimientos del humano que pensé ridículo y extraño y que de quien ahora me siento edición.
Estas paredes vacías traen silencio, una paz real sin ella, y líneas de una vida ridículamente triste que no es la mía, esta lluvia que se escucha dulce pero se siente cruel cuando me acuerda que no estas aquí para escucharla conmigo son culpables de mis deseos y mis besos.
Son culpables de la oscuridad del cielo y de la soledad que me arropa y me hace recordar la sonrisa que me hace sonreír, son culpables de mi placer y mi lamento, de estar serena y agobiada como cuando los pienso a ti y a ese recuerdo que ansío construir.

0 opiniones: