He ahí el dilema

9:03:00 p. m. Edit This 0 Comments »
La encrucijada de promesas
La amargura de la ciega
En el barrio una princesa
Y en la calle un zafacón.

Y las dunas que se quejan
Por que el sol les da calor
Cuando en el tope de la cierra
Solo gana el perdedor.

El quiere que lo escriba
En la cinta y en mi pierna
Con las duchas y piscinas
Y el peor de mis poemas.

No me niego ni lo escribo
No lo observo ni le digo
Que sus manos son perfectas
Y que el mundo es su ombligo.

0 opiniones: