Llaves, puertas y zapatos

2:41:00 p. m. Edit This 0 Comments »
Orgullosos decimos
Que ni el mármol nos detiene.
Fue un hechizo, un embrujo
Lo que mientras se produjo
En el piso que escogimos.

Se quedo en cueros la vergüenza
Se dejo el anhelo y la paciencia
Y antes de siquiera darme cuenta
ya sostenías mi cabeza.

Fuimos dos siendo ninguno
En un dialogo taciturno
Detrás de los arbustos
Nuestras piernas hecha nudos.

Entonces me comieron las nubes
Me mutilaron los besos
En las maneras no hubo argumento
Las manos no eran objetos
Si en el éxtasis se esfuma mí tiempo
Y toda tu boca me conduce

0 opiniones: